Arturo Herrero

Weeknotes

13

Grandes noticias.

  • Grandes noticias: ¡la familia sigue creciendo! Esperemos que todo vaya bien y tengamos al primer primito.

  • Ha fallecido la reina Elisabeth II y aprovecho para recomendar The Crown. Además de un producto con una factura técnica exquisita, la serie ha contribuido mucho más en mi conocimiento sobre el Reino Unido que la preparación de Life in the UK test para obtener la nacionalidad británica.

  • Siempre ha sido un suplicio dormir a Olivia porque no le gusta perderse nada, pero Irene ha investigado métodos para dormir bebés y ahora es algo mucho más relajado. Sigue peleando todo lo que puede, eso sí.

  • Algunas citas con las que me he cruzado durante la semana:

    La paz no se encuentra en ningún sitio salvo dentro de uno mismo. Uno puede estar en paz en plena guerra, ese es el gran secreto. La gente que cree que hay un sitio que te da paz está equivocada, la paz nace del corazón.
    —Mario Conde.

    Whatever the circumstances are, I accept them and I’m going to find opportunities within this current environment and set of circumstances rather than just try to survive in it.
    —Tom Shueman.

    No escribimos historias, sino vidas; y no es necesariamente en las acciones más ruidosas donde se manifiestan la virtud o el vicio, sino que muchas veces un hecho insignificante, una palabra o una broma revelan el carácter de una persona mejor que batallas en las que perecen miles de hombres.
    Vidas paralelas, Plutarco.

12

Volver.

  • Hace unas semanas estuve jugando con DALL•E y no quedé excesivamente sorprendido con los resultados. Sin embargo, después de ver algunos ejemplos de Stable Diffusion y Midjourney, y también investigar la tecnología detrás de estos programas de inteligencia artificial, creo que van a suponer una auténtica revolución.

    Antes la creatividad iba unida a la capacidad de ejecución de una obra. Ahora, basta dar la descripción adecuada para lograrlo. Si lo puedes imaginar, lo puedes hacer. Los nuevos artistas serán aquellos que sean capaces de describir mejor lo que desean. Además de la revolución que va a suponer en muchísimas disciplinas: arte pictórico, diseño, cinematografía, música, ficción, etc.

  • Coincidiendo que ahora vive en Barcelona, he quedado con Diego, un ex-compañero de trabajo. Creo que han pasado 7 años desde la última vez que nos vimos, pero lo maravilloso es que con algunas personas la confianza para hablar de cualquier tema se sigue manteniendo intacta. Brindaremos por ello la próxima vez.

  • Empezamos a ver Better Call Saul. Tiene muy buena pinta. Breaking Bad vibes.

    Así es como me gusta ver series a mí, cuando ya han finalizado y puedo disfrutar del producto de principio a fin. Cada noche un capítulo, sin prisa pero sin pausa.

  • Vuelta a Londres. Pasamos del bañador al abrigo. ¿Cuánto tiempo más nos quedaremos en la pérfida Albión?

11

Sonrisas y lágrimas.

  • Cuatro meses con sonrisas y lágrimas.

  • Una de las razones por las que escribo notas cada semana es para mejorar mi escritura. El proceso suele consistir en los siguientes pasos:
    1. Voy tomando notas en un documento en Google Docs durante la semana con algunas ideas para desarollar.
    2. Levanto el blog corriendo Jekyll con --livereload, y termino de editar con MacVim. Me gusta ir previsualizando los cambios según voy escribiendo.
    3. Añado los cambios a staging para poderlos revisar después: git add -A.
    4. Irene revisa la entrada en Visual Studio Code haciendo las correciones oportunas.
    5. Por último, reviso los cambios, discuto con Irene algunos detalles y publico.

    Todo el contenido es código abierto: arturoherrero/arturoherrero.com.

  • Han pasado tres años para que finalmente conozca a alguien de mi equipo en persona. Tres años en los que GitLab Contribute –la reunión anual de la empresa– ha sido cancelada.

    Me gusta mucho trabajar en remoto, pero crear relaciones personales requiere un esfuerzo considerable. En una oficina, al finalizar la primera semana ya se han compartido varias horas de socialización con los compañeros –aunque simplemente sea durante las comidas–, mientras que en remoto esos encuentros hay que forzarlos y se tardan meses en alcanzar el mismo tiempo compartido.

  • Brutales las Prosas apátridas, de Julio Ramón Ribeyro.

    La única manera de continuar en vida es manteniendo templada la cuerda de nuestro espíritu, tenso el arco, apuntando hacia el futuro.

  • Septiembre es el mes de la vuelta al cole, de sacar las pantuflas y regresar a la rutina. Es un mes de comienzos, o al menos eso siempre me ha parecido a mí. Sin embargo, esa sensación cada año se difumina más. Antes agosto era el mes de las vacaciones por antonomasia. El mundo parecía pararse. Ahora todo es más escalonado. Incluso se puede trabajar en remoto desde la playa. El tiempo se difumina en una sensación de continuidad.

  • Leo en Suma Positiva #131 la siguiente reflexión del libro Chop Wood Carry Water, de Joshua Medcalf:

    Todo el mundo quiere ser grande, hasta que toca hacer lo que la grandeza requiere. Todo el mundo piensa que la grandeza es sexy, pero no lo es. Es trabajo sucio y duro. Es cortar leña y llevar agua. Durante muchos años.

    Cortar leña y llevar agua es una buena metáfora para lo que es trabajar. Creo que lo verdaderamente interesante del trabajo es una mínima parte, el resto es repetitivo o accesorio. Jiro Dreams of Sushi.

10

«Antilibrary» extendida.

  • Llevamos una semana en Barcelona. Aquí también tenemos piscina, pero el agua está un poco más fría que la de Santa Pola. ¡Nos gusta igualmente!

  • Se ha convertido en una tradición el comenzar las visitas a Barcelona yendo a la biblioteca durante los primeros días. En la entrada hominem unius libri timeo explico que para leer 50 libros al año manejo una bibliografía de al menos 150 libros. Mi «antilibrary» extendida se compone de 3 bibliotecas (Londres, Madrid y Barcelona), mi Kindle y todos los libros descargados (quizás miles), además de muchos libros que tengo fichados en las biblioteca públicas (principalmente Londres y Barcelona).

  • Estoy disfrutando mucho la lectura de El Club de los desayunos filosóficos, de Laura J Snyder. Es un libro de historia de la ciencia del siglo XIX, aunque se centra en William Whewell, Charles Babbage, John Herschel y Richard Jones. Estos fueron los últimos filósofos naturales, que no sólo estuvieron a la vanguardia de la modernización de la ciencia, sino que engendraron una nueva especie: el científico.

  • Después de jugar con DALL•E durante un rato, he conseguido un resultado decente en el intento 12: “400 years old map of the moon”. Idear y elegir.

  • Estoy pensando en abrir un fondo de inversión para Olivia y hacer aportaciones periódicas hasta los 18 años. Algo sencillo, un índice al MSCI World aportando unos 100€ al mes, por ejemplo. Me interesa mucho más fomentar su educación financiera que reunir un gran capital, aunque quiero que la cantidad sea relevante. También prefiero que la titularidad sea de los padres aunque exista un peaje fiscal; ¿dónde va alguien de 18 años con 40.000€?

    Todavía tengo tiempo para pensar cómo organizar algunos aspectos, pero se me ocurren muchas ideas interesantes. Por ejemplo, por cada aportación extra que ella quiera hacer al fondo, yo añado un 50% sobre la cantidad aportada. También se me ocurre que cuando alcance la mayoría de edad, al margen de tener una asignación o paga semanal, el fondo podría funcionar como un Venture Capital donde para recuperar grandes cantidades de dinero hay que hacer un pitch o “vender” un proyecto. Por otro lado, ¿qué sentido tiene invertir para tu hija si el dinero no va a ser directamente suyo? Sigo dándole vueltas al asunto.

  • Otro podcast con el que me pongo al día, Hacía Falta. Me quedo con unos cuantos episodios #1, #2, #3, #4 sobre emuladores en Mac. Otra tarea pendiente.

9

Momentos de una vida.

  • Es curioso, sólo necesito un par de días de vacaciones –quizás unas pocas horas– para que cualquier época anterior parezca una vida muy lejana. Esa sensación va unida también a la fascinación que me sigue produciendo el hecho de subirte en un avión durante dos horas y media, y aparecer en un mundo nuevo.

  • Estos días en los que toda la familia está haciendo y compartiendo fotos, me he dado cuenta de que yo ultimamente no he hecho muchas. Además, he bajado a la playa o piscina prácticamente con lo puesto y sin el móvil.

    Hace años hice un proyecto 365 con Irene y cada día hacíamos un foto. Aunque no llegamos a completar un año, el proyecto me ayudó a aprender muchísimas cosas sobre fotografía. Es un proyecto difícil porque intentar sacar una buena foto cada día es complicado. Además, se trata de hacer distintos tipos de fotos, entrenar el ojo para buscar oportunidades, revelar las fotos, etc.

    Por otro lado, es facilísimo disparar decenas de fotos durante un sólo día, pero cada foto tiene una utilidad marginal decreciente. Prefiero volver de un viaje con 30 fotos bien seleccionadas que con 300.

    Quizás un término medio es lo ideal: tratar de sacar una buena foto casi a diario –pero no más de 5 al día– y no enredarse mucho con el revelado. Parecen unas restricciones razonables para ir capturando momentos de una vida, pero sin terminar con decenas de miles de fotos.

8

Santa Pola, 2022.

  • Llevamos una semana disfrutando de las vacaciones de verano junto con toda mi familia en Santa Pola. Hemos superado el primer vuelo con un bebé: ha ido mucho mejor de lo esperado. Dios aprieta pero no ahoga.

    Hemos tenido días de muchísimo calor, pero Olivia se ha adaptado bien al nuevo clima. Por cierto: ¡le gusta el agua!

    Algunos momentos que merece la pena recordar: los baños en el mar con la pequeña, bajar a la piscina, ese tinto de verano que sacamos del congelador, la barbacoa que organizamos, snorkel en Los Arenales del Sol, arroz a banda, los abuelos dando biberones, nuestras siestas…

  • Después de leer hace unos meses Los hermanos Karamázov, comienzo Crimen y castigo. ¡Qué bueno es Fiódor Dostoyevski! Es increíble la forma de captar los rasgos psicológicos de los personajes.

  • Haciendo zapping pillé a la mitad la película Peter Rabbit. Es una de esas películas que funciona muy bien en la televisión pero que rara vez pondría por mi cuenta.

    Echo de menos esa serendipia que proporciona la televisión. Nosotros en casa sólo encendemos el televisor cuando queremos ver algo específico.

7

Información y certeza.

  • A raíz de la gran cantidad de incendios que se están produciendo, he estado leyendo sobre este tema. Aparentemente, cada vez va a ser más habitual que existan megaincendios. Entre las causas están el cambio climático unido a un aumento de masa forestal, así como el éxodo rural y la consecuente mala gestión del suelo.

    También la forma de combatir los incendios ha cambiado durante los últimos años. Ahora disponemos de muchos más medios para tener información sobre el desarrollo de un incendio, pero información no significa certeza. Más fuentes de información implican más dificultad en la toma de decisiones, y se necesita gestionar la información. Además, bajo situaciones de estrés se necesita más información para tomar buenas decisiones, lo que implica un retraso entre lo que pasa y lo que se decide, y una posible pérdida de contacto con la realidad.

    Me queda pendiente leer más sobre toma de decisiones en situaciones extremas, tema que tangencialmente aparece en otros libros que he leído como Extreme ownership o Turn the Ship Around!.

  • En el trabajo me he unido al club de lectura de The Great Mental Models: General Thinking Concepts. Ha sido una buena excusa para ponerme con el libro, aunque la referencia online de mental models está muy bien.

  • He utilizado Google Apps Script para automatizar el cálculo de la capacidad del equipo, ya que las fechas de las vacaciones están sincronizados con Google Calendar.

    Es útil que Google ofrezca esta API para atacar sus servicios, también la estoy usando para mantener un registro de mi portfolio financiero en Google Sheets.

  • Llega a casa el nuevo portátil para trabajar, un Apple MacBook Pro M1 Max. Sigo mejorando mis dotfiles para automatizar la instalación de nuevas máquinas.

  • Vista Aterriza como puedas, misma decepción que con El guateque y La vida de Brian. Este tipo de humor no es para mí.

  • Hace años leí el libro Invirtiendo a largo plazo, de Francisco García Paramés. La lectura me animó a invertir en sus fondos, pero los resultados han tardado en llegar. Ahora he hecho lo contrario, he empezado a invertir en el fondo Seilern World Growth y después he leído Tan solo los mejores lo logran, de Peter Seilern. Difícil resistirse a entrar con un -25% YTD cuando tiene una rentabilidad anualizada a diez años del 15%.

    El decálogo de Peter Seilern:

    1. Modelo de negocio escalable
    2. Industrias en crecimiento estructural
    3. Compañías lideres en el sector
    4. Ventaja competitiva sostenible
    5. Fuerte crecimiento orgánico en ventas
    6. Baja concentración de clientes o presencia geográfica diversificada
    7. Baja intensidad de capital y alta rentabilidad sobre el capital invertido
    8. Balance sólido
    9. Cuentas transparentes
    10. Excelente gestión y gobierno corporativo

6

Discutir para entender.

  • Ha venido de visita la familia de Irene, así que todos finalmente conocen a la pequeña. Yo he tenido un par de días muy productivos cuando se han ido todos de excursión. Eso sí, la idea de disponer de algunas horas para Irene y para mí parece que no va a ser posible. Tenemos un bebé muy absorbente.

  • Esta semana participé en el club de lectura de Cardinal. Estuvimos comentando Feria, de Ana Iris Simón. El libro no me ha gustado, pero durante una discusión siempre salen ideas interesantes.

    Algunos dicen que escribir es poner en orden las ideas: se escribe para entender. Sin embargo, discutir es otra forma de ordenar las ideas, aunque la presentación pueda ser mucho más pobre al improvisar según se habla. Son innumerables las veces que hablando con Irene he llegado a concretar una idea a partir de una vaga chispa inicial.

    Dejo aquí 3 ideas que compartí –o improvisé– durante la conversación en el club de lectura:

    • Vivir en el futuro siempre es mejor. Idea parecida al “velo de la ignorancia”, de John Rawls. Si tenemos que elegir en qué época vivir, el futuro siempre es la mejor opción. Aunque han existido períodos muy oscuros a lo largo de la historia, el futuro depara mejoras tecnológicas y sociales que hacen la vida mejor.
    • ¿Qué cosas puedo traer del pasado para mi hija? Se puede caer en cierta nostalgia sobre el pasado, pero yo no quiero volver a mi infancia –a pesar de ser la patria–. Quiero disfrutar del presente, brindando las opciones que a mí me hicieron feliz. Ejemplos: vivir en una ciudad con una buena biblioteca, pero ir al pueblo de mi madre durante los fines de semana; jugar con la videoconsola, pero también jugar a las chapas; montar un avión con piezas de LEGO, pero también hacer aviones de papel; comprar un mueble en IKEA o también diseñar, encargar maderas y montar nuestro propio mueble.
    • Hay escritores que te pueden hacer daño. Daño, en tanto que los siguientes libros que lees no los puedes acabar, ya que los anteriores eran excepcionales y ahora todo parece mediocre. A mí me ha pasado con Fiódor Dostoyevski y Josep Pla. ¡Ojalá más escritores hicieran daño!
  • Manuel Chaves Nogales logra lo imposible: que me interese la vida de un torero del que nunca he oído hablar. Juan Belmonte, matador de toros es un libro maravilloso. Es increíble la capacidad para narrar la crudeza de la vida mientras lloras de la risa con las pericias del torero.

    La calle es una buena síntesis del mundo. Lo que intuitivamente aprende el niño que se ha criado en su ámbito tumultuoso tardarán mucho tiempo en aprenderlo los niños que esperan a ser mayores en la desolación de los arrabales recientes o en el fondo de los viejos parques solitarios. Los niños que nacen en estas calles se equivocan poco, adquieren pronto un concepto bastante exacto del mundo, valoran bien las cosas, son cautos y audaces. No fracasarán.

    Es el segundo libro que leo del autor después de El maestro Juan Martínez que estaba allí. Aquí, el bailarín flamenco Juan Martínez y su compañera, Sole, fueron sorprendidos en Rusia en 1917: estalla la revolución, guerra civil, terror rojo, y hambruna. El libro está escrito con tal desparpajo que logra –de nuevo– arrancarte risas entra una tragedia y otra. Toda una lección de ingenio y picaresca para sortear la muerte. Impresionante.

  • Una semana más y comenzamos las vacaciones. Jauja.

5

Idear y elegir.

  • Esta semana Reino Unido ha alcanzado la mayor temperatura de su historia. Sí, hubo un par de días con bastante calor (~39ºC), pero nada a lo que no esté acostumbrado un madrileño.

  • Hay ciertas comodidades que facilitan mucho la vida, como tener un gimnasio en el edificio. Quizás Dan Ariely o algún psicólogo condutual puedan dar algunos consejos para hacer más ejercicio, pero llegar al gimnasio en 30 segundos es uno que deberían añadir a la lista.

  • Me aburro viendo The Beatles: Get Back. Es un documental que se hace muy pesado porque siguen de forma pormenorizada el día a día durante la realización del álbum Let It Be, pero hay demasiadas horas de metraje.

    El anterior documental de Peter Jackson, They Shall Not Grow Old, me fascinó. Es un documental que rinde homenaje a los soldados que participaron en la I Guerra Mundial. Todo el documental está narrado con la voz en off de distintos veteranos de guerra sobre imágenes remasterizadas y coloreadas. Este sí que es impresionante.

    Es curioso comparar cómo se producía música hace 50 años y en la actualidad. Me da la sensación de que antes los artistas eran prácticamente los únicos responsables de la producción musical, mientras que ahora los artistas son co-partícipes junto con los ingenieros/productores de sonido.

    La fórmula, eso sí, parece siempre la misma: alguien tiene una idea, una letra, una melodía, y se comienza a iterar. Hay una cita que resume magistralmente el espíritu de la creación:

    Para inventar se precisan dos personas: una idea combinaciones y la otra elige.
    – Paul Valéry

  • El sábado –sorprendentemente– eran las 9 de la noche, habíamos cenado y Olivia estaba acostada. Decidí poner The Gray Man. Instintivamente voy a películas fáciles, que pueda interrumpir en cualquier momento. La película es entretenida —la acción como relato, pero ya voy teniendo ganas de volver a alguna película clásica.

  • Otro podcast con el que me pongo al día: Kapital podcast, del amigo Joan Tubau.

4

Baby's Cut.

  • La semana pasada comenté que Josep Pla me recordaba a Michel de Montaigne, así que he vuelto a leer sobre él. Uno llega con la idea de pasar Un verano con Montaigne y se merienda el libro en tres días.

    «Que un hombre como Montaigne haya escrito ha hecho que realmente la alegría de vivir en este mundo se haya visto aumentada», reconocerá Nietzsche.

    Descubrí a Montaigne hace años gracias a una deliciosa biografía de Stefan Zweig. Desde entonces, cada dos años trato de tocar algo suyo. Al margen de este último libro de Antoine Compagnon, recomiendo introducirse a Montaigne de menos a más:

  • Esta semana he vuelto al trabajo. Ha sido una semana laboral de cuatro días, pero tiempo suficiente para comprobar que se puede sobrevivir con cierta flexibilidad. Vuelvo con cambios en el equipo y bastante trabajo.

    Ya llevo más de un año como manager en GitLab, y sé qué esperar en cada momento del año. Poco a poco he ido automatizando una parte importante del trabajo, aunque siempre hay cosas por hacer. Design is never done. Mi idea es tener cada vez más tiempo para pensar y evitar al máximo la necesidad de ser reactivo ante eventualidades. También tengo cada vez más claro que unas pocas horas de trabajo intenso son suficientes para marcar la diferencia.

    La cantidad de información que genera una empresa durante 10 semanas es ingente, así como la cantidad de información despreciable. Signal vs Noise.

  • Hemos visto la cuarta temporada de Stranger Things, joya de la corona de Netflix, con el permiso de The Crown. Stranger Things es una buena serie, con una magnífica primera temporada. Sin embargo, no es un producto que me llame especialmente la atención. Después de cada temporada, guardo peor recuerdo de lo que realmente fue. Al final me animé con esta última temporada gracias a la crítica de Sensacine.

    Lo que empezó siendo una serie de misterios sobrenaturales se ha convertido en una serie de terror puro. Esta última temporada narra cuatro historias en paralelo con capítulos de más de una hora, lo cual nos ha llevado a realizar lo que yo llamo el baby’s cut. En realidad, después de cada secuencia da un poco igual si continúas viendo el capítulo o no. Así que hemos “montado” la serie según podíamos y queríamos. Nos cargamos un poco la cohesión del productor pero ganamos en descanso y sueño.

  • Me ha gustado la última película de Paul Thomas Anderson, Licorice Pizza. Menos interesante que Pozos de ambición o El hilo invisible, pero notable.

    Hay una escena donde el protagonista aconseja responder con un sí a cualquier habilidad durante un casting, alegando que ya habrá tiempo para aprenderla más adelante.
    —¿Sabes montar a caballo?
    —Sí.
    —¿Hablas portugués?
    —Sí.

    —¿Pastry chef? —dice Irene. —Sí, —contesto yo. Esto es una pequeña broma en casa. David Muñoz, el cocinero, contaba la anécdota de cómo le echó morro para lograr su primer trabajo en Londres en un restaurante con estrella Michelin. Al hacer la entrevista le dijeron que el puesto era de pastry chef, y si tenía experiencia. Él dijo que sí, que faltaría más, cuando nunca antes había hecho un postre.

    De ahí surgió mi broma a modo de consejo cuando Irene se presentaba a entrevistas de trabajo. Las empresas quieren a gente que solucione problemas, y el mejor proxy para contratar es la experiencia pasada. La pregunta que yo siempre me hago es: ¿soy capaz de realizar ese trabajo aunque mi experiencia no siempre pueda reflejar mi habilidad?

  • Otra película que vi –o más bien puse de fondo– es Spider-Man: No Way Home. Después de cruzarme con un análisis sobre cómo se hizo una secuencia de efectos especiales, me apetecía ver el resultado final. Es increíble la artesanía detrás de los efectos visuales en las películas de acción modernas. Uno ya no sabe que es real y que está generado por ordenador.

    Mención aparte la cantidad de enredos y multiversos del universo cinematográfico de Marvel. Aquí la gracia ha estado en juntar a los tres actores que han representado a Spider-Man recientemente.